Adam Weishaupt y los Illuminatis

Puntua nuestro Post
[Total:1    Promedio:5/5]
Adam Weishaupt

En Alemania, en 1776, y con la idea de proporcionar acceso a cierta literatura crítica con los mundos eclesiásticos, el profesor Adam Weishaupt fundó la «Asociación de sabiduría secreta».

Más tarde y junto a un ex-alumno suyo, en 1778, la organización cogió su mayor impulso y fue reorganizada. Tras algunos cambios y consensos la organización empezó a llamarse “orden de los iluminados”, o como la conocemos, “los illuminatis”.

Verdadero símbolo de los Illuminatis: Mochuelo de minerva

Pero no fue hasta 1780 que el aristócrata barón sajón Adolph Von Knigge se unió a la orden y sus miembros subieron como la espuma. Reclutaron a cientos de masones y consiguieron adentrarse en logias enteras.

Pero la cantidad ingente de miembros hizo que la orden se pusiera en el punto de mira de algunos mandatarios eclesiásticos. Las clases de progresismo, sabiduría, cultura, etc., que impartían los miembros dentro de sus cultos, no eran devoción de la Iglesia.

En 1785 y tras una persecución legal, la organización fue prohibida, e incluso algunos fueron perseguidos, desterrados, y altos cargos del estado fueron despedidos de su cargo. He de decir que nadie fue encarcelado.

Pero no contentos con esto, en 1787 se recrudeció la ley. Ante la posibilidad de que algunos miembros siguieran emprendiendo actividades, las autoridades dictaron que todo aquel que perteneciera a una orden o fuese reclutado por las mismas, se vería condenado a muerte.

No sabemos si esta orden sigue viva entre las sombras o todo desapareció, pero si sabemos que solo tenían esta meta: la mejora y el perfeccionamiento del mundo en el sentido de libertad, igualdad, fraternidad, y la mejora y perfeccionamiento de sus miembros.

Un comentario sobre «Adam Weishaupt y los Illuminatis»

  1. Creo que la orden original desapareció. El nombre en la actualidad solo adquirió un reconocimento mainstream para ser utilizado e impuesto a esas “personas” que “controlan el mundo” si es que algo así existe. Pero la historia de esta organización no deja de ser interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *