Anne Bonny: la mujer pirata más famosa de la historia

Pirata Anne Bunny

Anne Bonny nació en Irlanda, en la pequeña localidad de County Cork. De clase alta, nunca conoció la pobreza gracias a su padre que era abogado y un exitoso en los negocios. Anne y su padre se mudaron a Londres tiempo después.

Como costumbre de la época, el padre de Anne intentó casar a su hija por la fuerza, pero ésta lo rechazó. Poco después, conoció a un marinero llamado John Boony, con el cual se casó y adoptó su apellido. Ambos escaparon a Nassau, en las Islas Bahamas. Ésto fue debido a que el padre de ésta no estaba conforme con el matrimonio y terminó por repudiarla. Hemos de decir que Nassau era considerada la “República de los piratas”.

En su estancia en la isla, su marido James Bonny se convertiría en informante del Gobernador Rogers, sobre asuntos de piratería en la zona, lo que viene a ser un “chivato”, lo cual disgustaba apasionadamente a Anne Bonny. Este acontecimiento, y la falta de amor por parte de su marido, hizo que la relación diezmara.

En una de las tabernas de Nassau, Anne conoció a Jack Rackham, un pirata bastante famoso por la zona. Tras transcurrir un tiempo conociendo a Jack, ambos se escaparon de la isla juntos. Así mismo, Anne ayudaría a comandar el balandro William, la nave de Jack.

Pirata Jack Rackham

En el siglo XVIII, la sola presencia de una mujer en un barco pirata se consideraba un desafío a la buena suerte. Pero Anne no era una mujer habitual de la época, ya que ésta había demostrado su valor y coraje en Nassau. Una de esas demostraciones fue cuando saliendo de una taberna, un hombre la intentó violar y éste no contaba con el coraje de Anne, la cual le pegó tal paliza que el hombre tuvo que ser atendido por el médico de la zona.

En esta aventura, Anne Bunny se adentró en un vida de abordajes y pillajes a buques mercantiles. Ésto, sumado a su destreza en combate, hizo que sus compañeros la respetaran como uno más.

Todos estos actos la pondrían en el punto de mira del Gobernador, el cual haría pasar una circular en el periódico The Boston News Letter, con la intención de apresarla y ponerla como “pirata más buscada”.

Años más tarde conseguiría divorciarse de su marido para poder casarse con Jack, con el cual tendría un hijo.

A finales de 1720, las patrullas de la Armada Real Británica consiguieron atrapar el barco de Jack, lo cual no fue tarea difícil. La tripulación pirata se encontraba en un estado de embriaguez y pasotismo absoluto. Se cuenta que Anne fue una de las últimas en ser capturada, ya que se resistió con todas sus fuerzas a ser apresada.

El 15 de noviembre de 1720, Jack y toda la tripulación masculina fue sentenciada a ser ahorcada. Se cuenta que las últimas palabras de Anne Bonny a su marido Jack antes de ser ahorcado fueron: “Si hubieses luchado como un hombre, no te ahorcarían como a un perro”.

Anne y otra compañera pirata fueron sentenciadas a prisión. Éstas se pudieron librar de la muerte debido a que ambas estaban embarazadas, y según una ley inglesa, a las mujeres no se las podía ahorcar estando embarazadas.

La liberación de ambas es incierta, ya que no existen registros sobre ello. Las especulaciones son varias, las cuales ponen a Anne en libertad, otras que murió en la prisión donde dio a luz a uno de sus hijos, aunque recientemente algunos historiadores afirman que murió en algún lugar de Carolina de Sur en 1782.

Sea como fuere, esta mujer demostró que el género femenino no tenia por qué tratarse como algo inferior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *