Billy el Niño: la Leyenda

William Henry McCarthy (Billy el niño)

Nuestro personaje comenzó sus andanzas como vaquero forajido, y como el título indica, se convirtió en leyenda. ¿Quién no ha oído hablar de él?

De descendencia materna irlandesa y con pocos recursos, se mudaron al Oeste de los Estados Unidos (Wichita, Kansas). Para sobrevivir crearon una lavandería y usaban su casa como hospedaje para la gente de paso. Todo esto tocó fin cuando su madre contrajo la tuberculosis y se tuvieron que mudar a Nuevo México, donde acabó falleciendo. A estas alturas y con un padrastro que abandonó a la familia, Billy quedó solo ante el mundo con 14 años.

Trabajos mal pagados, como chico-lavaplatos por ejemplo, fueron algunos de sus empleos, hasta que el mundo delictivo le atrajo con pequeños robos que le permitían estar pronto en libertad. Incluso, durante su juventud viviendo en Silver City, se unió a otro famoso delincuente de la zona, “Sombrero Jack”, con el que siguió sumando delitos.

En 1877 Billy fue a Lincoln y consiguió trabajo como vaquero en el rancho de Tunstall (por fin un trabajo legal). Pero la mala suerte volvió a su vida, porque teniendo una estabilidad y como apoyo y figura paterna a su jefe, por motivos políticos y económicos le hicieron una emboscada al dueño del rancho (en la famosa Guerra del Condado de Lincoln) y le asesinaron. Los culpables nunca pagaron por la muerte del señor Tunstall, ya que la corrupción y los intereses en aquella época estaban a la orden del día, sobre todo con el Sheriff Brady. Pero Billy quería justicia, y asesinó al Sheriff y a su ayudante.

Randy Guijarro compró esta foto de 1878 en una tienda de recuerdos de California. Él cree que la cuarta persona de la izquierda es Billy el niño, y que algunos de los otros son miembros de su infame pandilla de cuatreros.
Ampliación dela anterior fotografía. Billy el niño a la izquierda

No le quedó más remedio que huir a Texas. Allí volvió a la delincuencia y formó la banda de “los cuatreros” (el nombre se debe a que ejercían el cuatrerismo, que no es otra cosa que el robo de ganado o animales domésticos). Billy, en 1880, sería capturado y condenado a muerte por sus delitos, pero se fugó de la cárcel, matando a otras dos personas, en este caso los guardianes.

Su libertad y fechorías no duraron mucho más. El 14 de julio de ese año fue cercado y asesinado en Fort Sumner (donde hoy en día está su tumba). Hay versiones que dicen que murió de un disparo en el estómago, otras dicen que fue un disparo en el corazón, e incluso otras que afirman que vivió unos años más disfrazado. Una investigación de 2000 que usó reconocimiento facial del FBI aseguró que era idéntico a un granjero de la zona, con el que compartía misteriosamente las mismas cicatrices…

Muchos fueron los que pidieron su indulto después de su muerte, pero fue rechazado. ¿Fue Billy un asesino sin escrúpulos o un pistolero digno de admirar?

Puntua nuestro Post
[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *