Carlos de Austria: el hijo sádico del rey Felipe II

Carlos de Austria

La vida de Carlos de Austria (heredero de la corona española y príncipe de Asturias), hijo de Felipe II, fue una vida corta y llena de oscuridad. Los problemas mentales y físicos que padecía solo hicieron acortar la vida de este heredero que con tan sólo 23 años fallecería. Una muerte llena de incógnitas que daría pie a la leyenda negra de España.

Bien es sabida su mala relación con su padre y rey de España Felipe II, el rey más poderoso del mundo en aquella época. Además, sus desvaríos mentales y su frágil físico tampoco ayudaron. Tartamudo, medio sordo, con cojera, y encima con una mente desvariada por completo, no favorecían a un heredero que poco duraría en un trono tan importante como ese.

Sus continuos golpes de fiebre debido a contraer y sobrevivir a la malaria, y una caída que le llevó a una operación quirúrgica cerebral llamada trepanación (cirugía que consistía en agujerear el cráneo, cuyo objetivo era eliminar enfermedades cerebrales), hicieron que sus locuras fuesen a peor.

Entre sus disfrutes estaba el de asar liebres vivas, cegar a los caballos del establo real y el maltrato animal en general. Además de animales, también fustigaba y maltrataba a algunos de sus sirvientes. Un ejemplo claro es cuando a sus solo once años hizo azotar a una joven de la Corte para su diversión: un exceso por el que tuvo que pagar una compensación económica al padre de la chica.

Para colmar la paciencia de su padre, además de lo anteriormente dicho, Carlos de Austria se dedicaba a conspirar contra el. Todo esto hizo que Felipe II mandara apresar y confinar a su hijo en el Castillo de Arévalo, Ávila.

En su confinamiento, su demencia llegó a límites insospechados, mandando que le trajeran nieve para dormir encima de ella, e imaginándose o no, conspiraciones que le llevaban a creer que seria asesinado, además de iniciar una huelga de hambre que supuestamente le llevó a la muerte el 24 de julio de 1568, a la edad de 23 años. La leyenda negra de España infundó rumores sobre que su padre quiso quitarle de en medio envenenándolo para no tener a un loco como heredero al trono.

Carlos de Austria fue consecuencia de la endogamia practicada por la Casa de los Habsburgo, tal y como le pasó a su sobrino biznieto Carlos II “El Hechizado”.

2 thoughts on “Carlos de Austria: el hijo sádico del rey Felipe II

  1. Muy interesante, un aporte a nuestro conocimiento. Lo que sí me pareció inadecuado fue el tono y realce para mencionar su sordera, tartamudez y cojera. Estas condiciones afectan a muchas personas, por lo que hay que observarlas solo como eso, como una condición , pues de lo contrario se lleva al lector a pensar que ello tendría que ver con los desequilibrios que presentaba el aludido. Tal vez Carlos fue una persona maltratada o estigmatizada por su condición…me gustaría daber de esos aspectos. Muchas gracias.

    1. El tono en el que se expresa en ese momento la lectura es refiriéndose a como lo veía en Padre (Felipe II). Para nada nuestra web podría referirse en tono inadecuado a personas que tienen estos problemas, ya que nosotros mismos podríamos padecerlos y o alguien de nuestra familia. No equivoque el tono como nuestra opinión, si no como el tono en el contexto del propio padre. Saludos y gracias por su opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *