Edipo: la magnífica historia sobre la leyenda

La leyenda de Edipo

La vida de Edipo dio para todo: una historia de amor trágico que se convirtió en leyenda, ha servido de nombre para un complejo psicológico, novelas, música y obras de teatro, pero… ¿sucedió en realidad?

Edipo…Mitología Griega

Aunque puedes percibirla muy real, la mitología es una serie de leyendas en la que los griegos trataban de dar explicación a todo lo que sucedía, tanto en los eventos de la naturaleza como en el comportamiento de los hombres. En ella aparecen dioses, semidioses, héroes y por supuesto uno que otro rey del que queda una enseñanza por su vida que, en general, se basa en algún error o acierto cometido.

De las criaturas mitológicas no se puede asegurar su existencia, pero tampoco negarla del todo (de allí su verdadero encanto), y por eso entre todas las leyendas que los griegos pudieron generar subsiste la de Edipo, historia que en principio quería demostrar la imposibilidad de huir del destino.

Edipo: un rey inmerso en la tragedia

Según la leyenda, Edipo fue hijo de Layo y Yocasta, reyes de Tebas, quienes como era tradición en Grecia antes de contraer matrimonio fueron al oráculo de Delfos, el cual les pronosticó que su primer hijo asesinaría a su padre y se casaría con su madre.

Ante tal profecía, al nacer el primogénito Layo ordenó la muerte del niño a uno de sus criados, quien lo llevó al bosque y le colgó de los pies abandonándolo. Entonces pasó por allí un pastor que al oír al niño llorar lo salvó entregándolo a Polibio y Peribea, quienes le pusieron por nombre Edipo, que significa “quien tiene los pies hinchados”.

Durante su crecimiento Edipo se destaca en el arte y la gimnasia, llegando a ser la envidia de sus compañeros, así que uno de ellos le indica que es adoptado. Reclamando a su madre adoptiva, esta se rehúsa a contarle la verdad, así que Edipo decide consultar al oráculo de Delfos, quien le aconseja no ir a donde había nacido.

Entonces Edipo creyendo que había nacido en Corinto, se va hacia Fócida y es allí donde se encuentra con Layo, su padre, y sin saberlo, le mata accidentalmente. Además, se encuentra con la Esfinge, quien le plantea un acertijo. Si lo resuelve, será el esposo de la reina de Tebas. Logra hacerlo y de inmediato se casa con Yocasta, con quien vive feliz y tiene 4 hijos.

La peste azota a Tebas, y Edipo como rey va a consultar al oráculo de Delfos, quien le indica que la peste se acabará cuando el asesino de Layo sea expulsado de la ciudad. Comienza la investigación que arroja el resultado: Edipo se había casado con su propia madre y era el asesino de su padre. Yocasta no soporta la verdad y se suicida. Edipo se saca los ojos y es expulsado por sus hijos del reino. Sin embargo, Antígona, una de sus hijas, permanece con él hasta su muerte.

Sin saber si Edipo realmente existió o no, sólo nos queda disfrutar de la literatura producida por Sófocles y, por supuesto, reflexionar acerca de si en verdad el destino existe o todo fue un truco del oráculo de Delfos para hacer cumplir sus designios.

El hombre que no pudo escapar de su destino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *