El origen del balón de fútbol

Puntua nuestro Post
[Total:1    Promedio:5/5]
Pelota en forma de T

La pelota de fútbol tal y como la conocemos, no es la misma que se inventó en el siglo IV a.C. en el reino chino de Fu-Hi. La pelota fue creada juntando y compactando raíces duras, hasta conformar una masa esférica, toda esta recubierta con cuero crudo.

Esta pelota no se utilizaba para patearla, si no que se usaba en un juego típico chino que consistía en pasarla de mano en mano.

Más tarde, los romanos también obtendrían su pelota mejorada. El recubrimiento de la pelota también era de cuero, pero su relleno era de intestinos de de cerdo, lo que hacia que la pelota tuviese un peso de unos 2 kg.

Las mejoras más importantes se produjeron a partir de 1850 con la primera pelota de goma, inventada por Charles Goodyear. En 1862, H. Lindon proporcionó lo que ahora conocemos como vejiga hinchable (lo que encontramos dentro de los balones).

Las pelotas de caucho y recubiertas de cuero, con una costura en uno de los laterales, no se crearon hasta el siglo XX. Una pelota extremadamente dura y difícil de controlar.

El gran problema de esta pelota fue solucionado por tres amigos de la localidad de Bell Ville, Argentina, en 1930. Estos tres amigos llamados Antonio Tossolini, Romano Polo y Juan Valbonessi, inventaron la costura invisible. La pelota estaba compuesta por una cámara que no dejaba escapar el aire, y una costura que se cosía de fuera hacia dentro, y la hacía invisible y no desequilibraba la pelota al botar.

Esta pelota fue utilizada y probada en un torneo nacional de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). Esta prueba salió tan bien que, en 1934, la FIFA la utilizó en la Copa Mundial de Italia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *