Historia y creencias sobre el “Terraplanismo” en la Edad Media

Terraplanismo en la Edad Media

Aunque los libros de historia en general te digan que la gente en la Edad Media creía en el terraplanismo, y que si no fuera por el gran coraje de Cristóbal Colón aún seguiríamos sumidos en esta ignorancia, la realidad es que esto no es del todo cierto, pues en Grecia ya se hablaba con claridad de la real redondez de la tierra.

La tierra es redonda, y los griegos lo afirmaban

Para entrar a hablar sobre el terraplanismo en la Edad Media debemos partir de un concepto muy claro. Aristóteles en el año 340 a.C. y Ptolomeo ya habían hablado de la redondez de la tierra, siendo ambos considerados una autoridad incuestionable en la filosofía y las matemáticas, con seguidores como San Agustín, Isidoro de Sevilla y Tomás de Aquino, e incluso Copérnico y Galileo Galilei quienes fueron asiduos defensores de esta teoría.

El concepto de terraplanismo apareció en el siglo VI, cuando Cosmas Indicopleustes hizo una interpretación literal de la Biblia en la que no solo se decía que la tierra era plana, sino que además era rectangular, tal como el Arca de la Alianza. La Edad Media fue del siglo V al XV, es decir, exactamente desde la caída del Imperio romano, hasta 1492 cuando Colón llegó a América, aunque también se considera que otra fecha para el fin de la Edad Media es el año 1453, año en el que cayó el Imperio bizantino.

Aunque existía en la Edad Media el concepto de la tierra plana, se sabe que los académicos cristianos de dicha era reconocían que la tierra era redonda, e incluso, consideraban como poco educados a aquellos que afirmaban que la tierra era plana. Más bien fueron historiadores como John William Draper, Washington Irving y Dickson White quienes hicieron popular el mito no solo de que la tierra era plana, sino de que había sido el concepto general en la Edad Media.

Terraplanismo y Monstruos

Se dice que en el medievo se consideraba que la tierra era plana, y que al final de ella existía algo llamado el “mar de los monstruos”, una especie de catarata, en la que al final de todo habitaban extrañas criaturas, las cuales abrían la boca para devorar toda nave que tuviese el terrible atrevimiento de llegar al final de semejante aventura.

Calamares gigantes, serpientes de un desproporcionado tamaño y además con siete cabezas, animales parecidos a una ballena con dientes que destrozarían una nave completa de un solo mordisco, un lobo gigantesco y hasta un hombre caníbal de un solo ojo hacen parte de los mitos medievales, que más bien buscaban que los viajeros no llegasen más allá de los límites establecidos en el mar.

Aún hoy existen defensores del terraplanismo. Sin embargo, sus argumentos han sido rebatidos fácilmente por físicos y astrónomos, incluso con pruebas fotográficas. A pesar de todo, el creer que la tierra es plana quedó para siempre marcado en la historia como un concepto medieval, ¡aunque ya sabes que no lo es!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *