La abolición de la Inquisición española

Inquisición española María Cristina de Borbón

La tan polémica Inquisición española. Polémica, debido a las atrocidades que realizó durante los siglos XV al XIX. La abolición de la Inquisición se produjo en cuatro tiempos.

El primer intento de abolir la Inquisición fue en diciembre de 1808 por Napoleón Bonaparte mediante los decretos de Chamartín que se aplicaron en la España «afrancesada», ya que éste conquistó dicho país.

El 28 de febrero de 1813 y ya con Napoleón fuera de España, se produjo la segunda abolición en las Cortes de Cádiz, esta vez realizada por españoles y no por la España “afrancesada”.

En julio de 1814 fue restaurada por el rey Fernando VII, y de nuevo suprimida en 1820 obligado por la Constitución de 1812.

Tras la recuperación de sus poderes absolutos en octubre de 1823, Fernando VII en lugar de volver a constituir otra vez la Inquisición fundó en algunas diócesis unas Juntas de Fe, lo cual era lo mismo que tener a la Inquisición española, pero esta vez sin incumplir la Constitución.

Al fallecer Fernando VII en 1833, su esposa y reina regente María Cristina de Borbón junto a el gobierno liberal moderado de Francisco Martínez de la Rosa aprobó un decreto que decía: “Se declara suprimido definitivamente el Tribunal de la Inquisición”.

Una abolición que costó carros y carretas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *