La creyente que fue quemada en la hoguera

Puntua nuestro Post
[Total:0    Promedio:0/5]
Captura de Juana de Arco en Compiègne. Óleo por Adolphe-Alexander Dillens. siglo XIX. Museo del Hermitage, San Petersburgo.

A la edad de 13 años, Juana de arco fue la heroína que consiguió que Carlos VII de Francia fuese rey.

Juana decía que Dios la hablaba para acometer la misión de coronar al legitimo rey de Francia Carlos VII, que en el momento solo era reconocido por sus partidarios.

Juana de Arco instó a salir de su pueblo, vestida de hombre, convencida para llevar a cabo su misión y hablar con su rey. Carlos VII dio permiso a Juana para recibirla, y el rey convencido de su misión y valor, la mandó a participar en la liberación de la ciudad sitiada de Orleans.

Gracias a la pericia e inteligencia de Juana, consiguió ganar esa batalla y muchas más que acontecieron. Todas estas victorias hicieron que Carlos VII se coronase en 1429, en la ciudad de Reims.

Esto no bastó para que Juana quedara como una amante de Dios y de su Rey. No sabemos si la Iglesia tenia envidia de su creencia y voces que escuchaba de Dios, o simplemente era un peligro para los políticos, debido a su estrecha relación con el Rey. Pero el día 30 de mayo de 1431, Juana de Arco fue sentenciada por hereje por la Inquisición y condenada a ser quemada viva.

Una niña devota y salvadora de su Rey, que en vez de ser premiada, fue ejecutada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *