La gripe que no era española

Hospital improvisado para infectados de gripe española

Hablemos de una gripe que mató a casi 50 millones de personas, en una época en la cual no había protocolos sanitarios, donde los enfermos se aglomeraban en espacios cerrados sin ventilación y donde los médicos y el personal sanitario solo llevaba como protección algo tan inútil como una gasa en la boca. Si, hablamos de la gripe española de 1918 y la devastación que dejó en todo el planeta.

Muchos estudios situaron el comienzo de la epidemia en EE.UU, en la base militar de Fort Riley, en marzo de 1918.

La gripe traspasó el océano para continuar su masacre en Europa. España desgraciadamente tampoco se salvó y fallecieron casi 400.000 personas.

La enfermedad era imparable y no tenia índice de edad, ya que mataba a niños, ancianos y personas de mediana edad. La enfermedad atacaba los pulmones y la mayoría de personas morían de una neumonía bacteriana, debido a la inexistencia de antibióticos.

Como en esa época España era un país neutral en la I Guerra Mundial, fueron los únicos que dieron información sobre la enfermedad y sus efectos. Debido a que fue el único país que dio eco a la gripe, se le denominó “la gripe española”.

La gripe desapareció en 1920. Hoy en día, todavía no se sabe ni por qué apareció, ni por qué se esfumó.

Pero lo que si sabemos es que en 3 años escasos aniquiló a toda una generación.

Puntua nuestro Post
[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *