La historia de la cerveza

Cerveza egipcia

Podemos decir que la cerveza es una de las bebidas más consumidas y apreciadas de la historia.

Llamada “la bebida de los dioses”, esta se remonta hasta el 10.000 a.C. en la antigua Mesopotamia, en especial en la región del suroeste de Asia, actualmente Iraq.

La historia de la cerveza comenzó en los albores de la agricultura del cereal. Se especula que seguramente algún agricultor de dichos cereales bebió por necesidad o accidentalmente del agua donde el pan fermentado descansaba durante uno o dos días.

Estas primeras “cervezas” habrían sido más brebajes que otra cosa. Estaban realizadas con granos triturados o malteados y calentados lentamente en agua, y posteriormente horneados y sumergidos en agua nuevamente.

La evidencia más antigua registrada de la elaboración de cerveza se encuentra en los llamados Escritos de Gilgamesh, unos poemas o epopeyas del 2.100 a.C. escritos en tablas de arcilla por los antiguos sumerios. Se descubrió que para aquella época esta magnifica civilización ya poseía unos ocho tipos o clases de elaboración de cerveza, en especial uno de ellas realizada con cebada y siete elaboradas con trigo. Estas cervezas eran dulces y suaves, y bastantes nutritivas.

Esta bebida se hizo muy popular, y pronto se darían cuenta en otros lugares fuera de Sumeria.

La cerveza también se fabricaba en China hace 5000 años. Ya había registros escritos de la creación de esta bebida en el país a finales de la dinastía Shang (entre 1250 y 1046 a.C.). Éstos utilizaban granos malteados de mijo y cebada.

También sabemos que en el Antiguo Egipto era realmente popular, donde preferían beber cerveza a consumir agua. Todo esto tenia una explicación, y es que el agua en la mayoría de las partes del Imperio estaba contaminada. Los egipcios, a su vez, comercializaron esta bebida con los griegos, quienes, como habrán adivinado, preferían el vino como su bebida dionisíaca.

De ciudad en ciudad y de imperio a imperio la cerveza conquistó el paladar de reyes, emperadores y de todo habitante, hasta el día de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *