La NES cambió el mundo

Anuncio de una familia jugando a Nintendo Nes

En 1983, Estados Unidos se enfrentaba a la pérdida de los videojuegos. Atari, que era el líder del mercado de videoconsolas en esa época, estaba casi en bancarrota. Esta bancarrota era debida a los pésimos videojuegos que la industria estaba lanzando, y los estadounidenses se estaban cansando de esa situación anti-entretenimiento.

Famicom family computer

Al contrario, Nintendo triunfaba en Japón con su famosa videoconsola family computer Famicom, que había vendido mas de 2,5 millones de unidades.

Esto no era suficiente para Nintendo, que quería expandirse a América. Pero claro, debido a la situación que estaba presente en América, esto no iba a ser fácil.

En 1984, Nintendo había podido colocar en Estados Unidos bastantes éxitos, como la serie de Donkey Kong y sus Game and watch. Debido a esto, habían conseguido la popularidad necesaria para ver a Nintendo en escena.

Consumer Electronics Show

Yamahuchi quería aprovechar estos éxitos obtenidos para dar a conocer a su Famicon en la Feria Internacional de Electrónica celebrada en Las Vegas (Consumer Electronics Show). Yamahuchi tenia la intención de que alguna compañía grande se interesara en la consola. Pero sin embargo, no consiguió nada.

El mercado en Estados Unidos estaba dominado por Atari, con su Atari 2600, aunque para ese año la compañía ya se encontraba al borde de la quiebra y el interés por el entretenimiento electrónico era prácticamente nulo.

Dado el escaso interés que tuvieron las demás compañías en la consola de Nintendo, Minoru Arakawa (presidente de Nintendo América) decidió ir a negociar con Atari. De esta manera, Nintendo podría aprovechar los canales de distribución que Atari aun conservaba, para poder utilizarlos con la Famicon. Una vez dictaminado el acuerdo y a punto de firmar, Atari decidió rechazar dicho acuerdo.

Debido a esto, y a la poca demanda que tenia en el mercado americano, Nintendo se dio cuenta de que la Famicon iba a ser un fracaso en el continente americano. Le tendrían que dar un cambio total a la consola para que pudiera ser rentable en el otro lado del mundo.

Nintendo Nes

Lo primero que hicieron fue cambiar el nombre a la Famicon Family Computer, que recordaba a las consolas domésticas que ya nadie quería. Entonces nació Nintendo Entertainmet System. El diseño se cuidó bastante para que este no pareciese una consola de videojuegos. Cambiaron los colores a grises y negros, con un toque de rojo mas llamativo.

La ranura donde se insertaban los cartuchos, cambió de lugar, y ahora se insertarían en el frontal. Además, los mandos ya no estaban fijos en la consola, como en la Famicon, si no que se podían enchufar y desenchufar cómodamente.

Los accesorios eran muy variados, desde la Nes Zapper hasta un robot, el R.O.B., que interactuaba con los cambios de iluminación de las televisiones y realizaba movimientos.

Anuncio de familia disfrutando de la Nes

Una vez llevada a Estados Unidos, los comercios todavía no confiaban del todo en que el producto se vendiera. Así que Nintendo se embarcó en una inmensa campaña de marketing, dedicándose a hacer demostraciones de la consola en centros comerciales y telemarketing, para acercarse a la gente y que prestaran mas interés.

Debido a toda la campaña publicitaria, Nintendo llegó a acuerdos con tiendas de minoristas, y consiguió un acuerdo con mas de 500 comercios en Nueva York. A cambio, Nintendo se hacia cargo de todos los gastos, distribución y publicidad de la máquina. Ahora llegaba el momento de triunfar o fracasar. Sólo tenia 90 días para que su producto se vendiera. De lo contrario, deberían de retirar todas las consolas no vendidas.

El 18 de Octubre de 1985, 100.000 consolas salieron a la venta en Nueva York, las cuales se vendieron con los packs de Mario Bros y la pistola Zapper. Luego llegó Los Ángeles, Chicago y San Francisco. A los pocos meses la Nes ya se vendía en todo EE.UU.

A principios de 1986, Nintendo ya había vendido 1,1 millones de unidades en todo el país y aun así no cubrió toda la demanda.

Meses mas tarde de ese mismo año, Nintendo expandió su Nes a Europa y Australia, donde la aceptación de la misma fue brutal, consiguiendo así lanzarse a casi todo en mundo y vender la escalofriante cifra de mas de 60 millones de unidades.

Nintendo classic mini

Hoy en día, la NES sigue viva con su hermana en miniatura. Esperemos que esta fantástica consola nunca se olvide.

4 comentarios sobre «La NES cambió el mundo»

  1. ¿Cómo pueden jugar a Mario con dos mandos, sin cartucho y con la consola apagada?, ¿hacia dónde están mirando?… tengo miedo.

  2. Yo soy del 85, y me crie con la Master System (otro clásico), y más tarde me llegó la NES a mis manos. En ese momento, yo estaba obsesionado con el Sonic y la Master System… y nunca me pude llegar a imaginar la importancia que tuvo la NES…

    P.D: A día de hoy soy más de nintendo xD. Y lo bueno es que hay montones de emuladores, y para los más entusiastas (yo aun no he llegado ahi), aun se puede comprar y sale super barata:

    https://youbil.com/best-price-for/nes

  3. En los años 80 en España nadie quería una consola porque no se podían piratear los juegos ni servía para aprender a programar como se hacia con los ordenadores de 8 bits. Hasta que en los años 90 los ordenadores de 8bits ya no daban mas de si.. y la Nintendo junto con Sega se empezaron a vender mas…

  4. La NES fue minoritaria en España, igual que la Master System, al punto de que Micromanía ni se molestaba en hacer reviews. La publicidad de Nintendo era escasísima y referida generalmente a la propia consola. En el Corte Inglés tenían las consolas fuera de la sección donde estaban los videojuegos para el resto de plataformas. Hasta las Game & Watch eran más conocidas que la NES.

    Las consolas no despegaron en España hasta que llegó la Megadrive, que a su vez tiró de la Master System. Nintendo tuvo que esperar a la Game Boy y la SNES para hacerse un hueco. Si Hobby Consolas empezó a publicarse cuando lo hizo y no antes, por algo sería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *