La trágica vida de Frida Kahlo

Frida Kahlo Wikimedia commons
Frida Kahlo. (Wikimedia Commons)

Frida Kahlo nació el 6 de julio de 1907, pero cambió su fecha de nacimiento a 1910. Este cambio no fue para poder aparentar tres años menos de edad, si no para que su fecha coincidiera con la revolución mexicana de 1910.

Su vida no fue nada fácil. A los 6 años de edad fue diagnosticada con poliomielitis. Como resultado de esa enfermedad, Frida tuvo que soportar una cojera constante durante toda su vida. Es más, la vestimenta que utilizaba habitualmente solían ser vestidos largos, para poder tapar la pequeña deformidad que padecía en las piernas, debido a la poliomielitis.

A los 18 años de edad, Frida quedaría traumatizada tanto físicamente como mentalmente. Esto fue debido a un trágico accidente que sufrió, al chocar el autobús donde viajaba contra un tranvía. Las consecuencias de este accidente fueron la rotura de clavícula, dos costillas rotas, fractura de pelvis, daños en la columna vertebral y una pierna rota. Además, uno de sus pies quedó prácticamente destrozado.

Tras varias semanas inconsciente, empezó a recuperarse. Su terapia fue la pintura.

Tras un tiempo, Frida conoció al que seria su futuro marido, el pintor Diego Rivera. Éste animó a Frida para que siguiera pintando, ya que dijo que sus trabajos eran muy respetables. La pareja se casó en 1929. Ella tenia 22 años y el 43 años. Diego no era el hombre más guapo de México, pero su encanto y palabrería eran de admirar.

Frida Kahlo y Diego Rivera. (Wikimedia Commons)
Frida Kahlo y Diego Rivera. (Wikimedia Commons)

El matrimonio no duró mucho debido a las infidelidades por parte de ambos, y en 1939 se separaron.

En 1940, Frida sufrió serios problemas de salud y fue ingresada en el hospital. Diego, su exmarido, no dudó en ir a ver como estaba, y tras esa visita la volvió a pedir matrimonio y ella aceptó sin dudar.

Frida intentó quedarse embarazada, pero desgraciadamente todos sus embarazos se convertían en abortos naturales debido a las grandes lesiones que padecía por el trágico accidente que sufrió, y en el cual casi pierde la vida. Esto la llevó a una gran depresión, y toda esa rabia y agonía fue plasmada en sus obras.

Sus 55 autorretratos plasmaban la vida y el dolor de su propia vida.

Ocho días antes de su muerte, Frida terminó su última obra: “sandías”. En un principio parecía una obra simple, pero muy emocional, en la cual citaba la famosa frase “Viva la vida”.

Obra Frida Kahlo "Viva la vida". Wikimedia commons (SantinoDeMarquishi)
Obra de Frida Kahlo “Viva la vida”. Wikimedia commons (SantinoDeMarquishi)

En 1954 falleció en la misma casa donde nació. Esa misma casa fue donada por Diego, para que se convirtiera en un museo y que todo el mundo pudiera visitarla.

Casa museo Frida Kahlo, Coyoacán (Mexico). Wikimedia Commons
Casa museo Frida Kahlo, Coyoacán (Mexico). Wikimedia Commons

Una vida dura, repleta de dolor, color y arte, la cual inspiró creatividad a otras muchas generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *