La vacuna Salk: Jonas Edward Salk

Jonas Edward Salk
Jonas Edward Salk. Wikimedia Commons

En 1948, el epidemiólogo e investigador de medicina y virología Jonas Salk empezó un proyecto de la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil. Este proyecto determinaría los diferentes tipos de Poliomielitis que había.   

La enfermedad de la polio empezaba a causar problemas en los EE.UU. Cada vez había más enfermos, y era más preocupante aún cuando casi todos los afectados eran niños.

En 1952, esta enfermedad hizo su mayor aparición en especial en el verano, cuando la polio afectaba a más personas. Era tal la devastación que causo, que se calcula que 58.000 personas fueron afectadas por la epidemia, de las cuales más de 3.000 fallecieron y más de 20.000 quedaron enfermos de por vida.

La alta mortalidad de esta enfermedad pedía a gritos una vacuna lo antes posible, o los siguientes años serian mucho peores.

En una carrera para salvar a este país de la polio, el investigador Jonas Salk estuvo siete años intentado conseguir la primera vacuna de la historia de polio, y en 1955 la consiguió. La vacuna fue probada en miles de voluntarios y cuando se aprobó en el comité también se probo en 1.800.000 niños en edad escolar.

El 12 de abril de 1955 se confirmó que la vacuna era todo un éxito. Jonas Salk se convirtió en toda una celebridad. Estuvo siete años en una carrera desinteresada económicamente para poder salvar vidas humanas.

En una entrevista le preguntaron que sería de la patente, y Jonas respondió: “No hay patente. ¿Se puede patentar el sol?”, dejando en la vergüenza a las farmacéuticas que sólo piensan en el beneficio mutuo.

Este hombre se dedicó toda su vida a intentar producir vacunas contra enfermedades devastadoras, sin pensar en su propio beneficio.

Fuente: Wikipedia           

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *