Las cárceles privadas en EE.UU

Institución correccional del Este de Oregón (Wikimedia Commons)

El negocio de las cárceles privadas en EE.UU es algo notable en la economía de algunas empresas dedicadas a ellas.

En la década de los 80, debido a la creciente entrada de drogas en EE.UU, las cárceles empezaron a llenarse de pequeños delincuentes, tanto de toxicómanos que robaban para poder consumir, como de pequeños camellos o traficantes de bajo estatus. Hay que recalcar que la gran mayoría de los presos eran de etnia negra, los cuales iban a la cárcel sin juicio alguno; simplemente aceptaban los tratos de las autoridades.

La solución fue empezar a sacar a concurso cárceles públicas, para que empresas privadas las gestionaran, claro está con dinero público.

En 1984, el negocio de las cárceles privadas se estableció públicamente ante la sociedad. La empresa CCA (Corrections Corporation of America), fue contratada para hacerse cargo de la penitenciaria de Shelby Country, en Tennessee. Este trabajo costó al Estado más de 200 millones de dólares, lo cual molestó a los contrarios de la legislatura y trabajadores públicos del Estado. Pero incluso con críticas e instituciones contrarias, CCA creció a lo largo del tiempo, consiguiendo muchas más concesiones. Otras empresas dedicadas al encargo de prisiones privadas también lo lograron.

También sabemos que las acciones de CCA tenían un coste de 1 dólar en el año 2000, pero en 2013 ascendieron a 34 dólares. También en los últimos 20 años CCA aumentó sus ganancias en un 500%.

Otra empresa, el grupo GEO, mantiene la escalofriante cifra de 57 instalaciones penitenciarias, no más lejos de CCA con sus 65 centros.

Hay casos de jueces que han sido imputados por mandar a prisión a personas con delitos ínfimos y condenas totalmente desproporcionadas, para poder rellenar las prisiones de estas empresas, las cuales les daban una comisión.

No sabemos si estas empresas tienen “amiguitos” o no en las altas esferas, pero la guerra de la droga de los 80 en EE.UU vino de perlas a las compañías que por casualidad salieron a la luz en esa época.

Pero lo que si sabemos es que estas empresas facturan más de 5000 millones de dólares anuales, y subiendo cada año más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *