Los castillos más bonitos de Europa

Sabemos que el mundo está lleno de maravillas, pero en este post hablaremos de los que para nosotros son los castillos más bonitos de Europa.

Castillo abadía de Monte Saint Michael.  Antoine Lamielle, Wikimedia Commons
Castillo abadía de Monte Saint Michael. Antoine Lamielle, Wikimedia Commons

Empezaremos nuestra lista con el castillo abadía de Monte Saint Michael, situado en la región de Normandía, Francia.

Este castillo abadía fue fundado en el año 708. 

San Auberto, obispo de Avranches, tuvo tres visiones del Arcángel San Miguel y decidió construir este precioso oratorio.

  Castillo de Santa Florentina. CSF
Castillo de Santa Florentina. CSF

En segundo lugar podemos encontrar el castillo de Santa Florentina. Este castillo es del siglo XI, situado en Canet de Mar, España.

Guadimir de Canet fue su primer propietario. Más tarde, llegaría a ser la estancia de Alfonso XIII.

La peculiaridad de este castillo es que se utilizó como la residencia de los Tarly en la serie “Juego de tronos”.

 Castillo de Neuschwanstein. Michael Helmer, Wikimedia Commons
Castillo de Neuschwanstein. Michael Helmer, Wikimedia Commons

El castillo de Neuschwanstein está situado en el estado de Baviera, Alemania. Lo mandó construir el rey Luis II de Baviera en 1869.

Este castillo fue inspiración para Walt Disney, al cual le ayudó para poder crear el castillo de la Bella Durmiente.

  Castillo de Chenonceau. Lieven Smits, Wikimedia Commons
 Castillo de Chenonceau. Lieven Smits, Wikimedia Commons

En Chenonceaux, Francia, encontramos el castillo de Chenonceau.

La primera cita de la existencia del lugar de Chenonceaux corresponde al siglo XI, documentándose en los siglos XIII a XV la presencia de una residencia feudal, cuya propiedad pertenecía a la familia de los Marques.​ En 1411 una orden real obligó a los Marques a destruir su casa solariega con motivo de su participación en actividades contra el rey. Posteriormente, en 1432, Jean Marques ordenó la construcción de un castillo y un molino fortificado sobre los anteriores cimientos.

 Castillo da Pena. Wikimedia Commons
Castillo da Pena. Wikimedia Commons

Esta edificación tan colorida, es el castillo o palacio da Pena, situado en Sintra, Portugal.

Fue el príncipe Fernando II de Portugal, esposo de la reina María II de Portugal, quien ordenó la construcción del palacio da Pena en 1836, los cuales quedaron prendados por la belleza de la zona.

Alcázar de Segovia. Rafa Esteve, Wikimedia Commons
Alcázar de Segovia. Rafa Esteve, Wikimedia Commons

En su ya bimilenaria existencia, el Alcázar de Segovia, España, ha sido castro romano, fortaleza medieval, palacio real, custodio del tesoro real, prisión de estado​, Real Colegio de Artillería y Archivo General Militar.

Es así la fortaleza segoviana un caso único en la historia de la arquitectura española y europea, castillo y residencia real, cual su apelativo indica: “alcáçar”, con el que ya se le conoce en 1135, reinando Alfonso VII el Emperador. La palabra alcázar, del árabe alqasr, sirve para definir una residencia real fortificada.

 Castillo de Lichtenstein. Andres Tille, Wikimedia Commons
Castillo de Lichtenstein. Andres Tille, Wikimedia Commons

El castillo de Lichtenstein, Alemania.

Históricamente, existía un castillo en el sitio de este en 1200. Fue destruido dos veces, una en la guerra Reichskrieg de 1311 y otra vez por la ciudad-estado de Reutlingen en 1381. El castillo no fue reconstruido y subsecuentemente cayó en la ruina.

En 1802, el territorio cayó en manos del rey Federico I de Wurtemberg, quien construyó un pabellón de caza en el lugar. Por 1837, el territorio pasó a su sobrino el duque Guillermo de Urach, Conde de Wurtemberg, quien, inspirado por la novela Lichtenstein de Wilhelm Hauff, añadió el actual castillo en 1840-42.

 Castillo de Hunyad. Todor Bozhinov, Wikimedia Commons
Castillo de Hunyad. Todor Bozhinov, Wikimedia Commons

Desplazándonos a Rumania se encuentra el Castillo de Hunyad.

Hasta 1541 perteneció al Reino de Hungría y después al Principado de Transilvania. Después de la Primera Guerra Mundial, Transilvania se unió a Rumania. Fue Juan Hunyadi quien detuvo a los turcos en Belgrado en 1456, en su invasión a Europa a través de los Balcanes después de la conquista de Constantinopla en 1453. Por decisión del Vaticano aún hoy redoblan las campanas de las iglesias católicas al mediodía, en honor a esta victoria.

Se cree que es el lugar en el que Vlad III Drăculea, príncipe de Valaquia, estuvo preso durante siete años después de haber sido depuesto en 1462.

Lástima que no podamos poner todos los castillos de Europa, pero nos ocuparía toda una vida. Esperamos que les haya gustado esta pequeña lista de castillos y fortificaciones.

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *