Sádica y aristócrata: Darya Saltykova

Puntua nuestro Post
[Total:3    Promedio:4/5]
Darya Petrovna Saltykova/ Imagen: wikipedia

Darya Saltykova fue una aristócrata rusa. Casada muy joven y enviudada con tan solo 26 años, Darya Saltykova fue una mujer poderosamente rica debido a la inmensa fortuna que heredó de su marido. Con esa fortuna pudo conservar su calidad de vida y criar a sus hijos.

Pero a raíz de la pérdida de su marido, su actitud y personalidad cambió radicalmente. La fachada que daba al exterior del mundo de mujer devota, no era la misma que daba en la privacidad de su palacio.

Pasados seis meses de la muerte de su marido y con vía libre para hacer lo que quisiera, mandó la orden de azotar, privar de alimentos y desnudar a la intemperie de la fría Rusia a todos los siervos de su casa.

Entre sus mayores hobbies, se encontraban lanzar agua hirviendo a sus criadas o quemarles la cabellera, primordialmente a las mas jóvenes y guapas de la casa.

Los criados, junto a sus familiares, emprendieron una petición de investigación sobre los casos de sadismo que se producían en aquella maldecida casa. Gracias al interés que produjo a la Zarina Catalina II, se abrió una investigación la cual tuvo su resolución en 1762.

Catalina II decidió juzgar públicamente a Darya Saltykova. La pena fue de seis años de arresto mientras se contabilizaban y esclarecían todos los crímenes de esta mujer.

En 1768, el colegio de justicia ruso llegó a la decisión unánime de que Darya era culpable de haber torturado a 38 criadas. Fue condenada a llevar durante una hora “el cartel de la vergüenza”, que dictaba: “Esta mujer ha torturado y matado”. Después fue encarcelada de por vida en un convento, donde permaneció 33 años, hasta el final de sus días.

Esposa, madre, devota y sádica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *